Rafael Lacava apoyará el maltrato animal para complacer a la burguesía taurina

Fernando Saldivia Najul
09 agosto 2018


Parece mentira que mientras la Misión Nevado se empeña en proteger a los animales, el gobernador de Carabobo está resuelto a fomentar el maltrato animal. Así mismo, sin anestesia. Y lo dijo frente a la Asociación de Ganaderos del estado. Si camaradas. Aplaudido por el lobby taurino, anunció el regreso de las corridas de toros como parte de la programación de las Ferias de Valencia el próximo mes de noviembre. Parece que Lacava no cree en la irreversibilidad de la revolución.

No sé que te parece Lacava, si para tus corridas de toros te prestamos el Nuevo Circo de Caracas, el cual se encuentra ubicado justo al frente de la Misión Nevado, y te retiras unos minutos del cruel espectáculo para explicarles a los jóvenes de la Misión —que seguramente estarán protestando afuera— por qué el maltrato de animales no es perjudicial para los intereses del ser humano. Explícales por qué torturar toros no degrada al ser humano. Me gustaría estar allí para ver cómo defiendes los intereses de la burguesía taurina.

O me vas a venir con el cuento de que las corridas de toros son “una tradición cultural de Valencia”, tal cual lo señalaste durante la inauguración de la XLIII Feria Nacional del Cebú. Tú bien sabes que esa es la excusa perfecta para que el Estado reconozca las corridas de toros como un “bien de interés cultural y turístico”, y por tanto, sean subvencionadas con fondos públicos.

¿Y quién se beneficia Gobernador? No me vas a decir que se benefician los toros. Por supuesto que no. Se beneficia un grupito de empresarios taurinos y un grupito de burócratas que les sirven.

¿Entonces mi pana? ¿Ahora que los movimientos antitaurinos han hecho retroceder este negocio cruento, vamos a venir nosotros a darles oxígeno?

Ya bastantes dólares preferenciales de CADIVI que chuparon estos burgueses parásitos para traer toros y toreros del exterior. Y no lo digo yo. Los mismos toreros los han denunciado de manera pública. En una entrevista que le hicieran al venezolano Leonardo Benítez en 2013, le preguntaron por qué sólo ha firmado para torear en Mérida en 2014. Y respondió:

“Lamentablemente ser venezolano me ha dejado fuera de esas Ferias. Ya el simple hecho de ser de Venezuela ya representa el no tener negocio para algunas empresas. Empresas como las de San Cristóbal, Maracay, Valencia y ni se diga Maracaibo, su negocio es CADIVI…” 

¿Más claro? Saludos mi pana.


Publicado en Aporrea.org el 09/08/18

Más artículos del autor en:

El Carnet de la Patria es una humillación

Fernando Saldivia Najul
01 agosto 2018


No debe ser nada fácil para aquellas personas que odiaban a Chávez, que le deseaban la muerte, o que simplemente celebraron su asesinato brindando con Whisky, tener ahora que sacarse el Carnet de la Patria con la silueta de Chávez en el reverso del carnet, como requisito indispensable para poder obtener gasolina subsidiada. Tamaña humillación.

Y no solo eso. Para poder acceder al carnet, tienen que registrarse en la página patria.org.ve y leer en la portada un pensamiento odioso de Chávez: “No hay amor más grande que el que uno siente aquí en el pecho por una causa, por una patria, por una gente, por un pueblo, por la causa humana.” Qué bolas.

Alguien que tenga un poquito de dignidad no debería caer tan bajo. Es verdad que muchas personas tuvieron que armar una carpeta de recaudos y calarse largas colas de manera sumisa y obediente en la banca privada, con todos los maltratos que la burguesía bancaria nos tiene acostumbrados, para poder acceder a dólares preferenciales durante el gobierno de Chávez. Pero es que eso era distinto, porque ese es un derecho, porque esos dólares son del pueblo. ¿Pero sacarse el Carnet de la Patria para obtener gasolina subsidiada? No hay derecho, porque este carnet es un instrumento de control social y político. En cambio Chávez era distinto, porque Chávez no tenía intenciones de controlar a los raspacupos cuando se gozaron a Cadivi. ¿Verdad?

Bueno, ahora hablando en serio. ¿Dónde estaba el bravo pueblo de Venezuela cuando los obligaban a armar la carpetica de Cadivi y a amanecer sin desayuno en las puertas de los bancos de la burguesía?

Escribo sobre este tema porque no puedo olvidar a las personas que me decían que para ser felices tenían que matar a Chávez. Y resulta que ahora no está Chávez y tampoco son felices. Y lo peor, perdieron el estatus material que vivieron con Chávez. Ya no pueden comprar carros Chery, ya no pueden adquirir electrodomésticos de Mi casa bien equipada, ya no pueden comprar apartamentos, ya no pueden acceder a dólares preferenciales, ya no pueden viajar a Miami. Solo pueden viajar dentro del vagón del Metro junto con los pata en el suelo.

Ahora tienen que comprarle a la burguesía —a sus patrones, a sus protectores—, al precio que a la burguesía le da la gana con los salarios que a la burguesía le da la gana conforme a sus intereses, y no conforme a los intereses de los igualados de la clase asalariada.

Con el asesinato de Chávez la oligarquía se envalentonó y no solo atacó a los chavistas, sino que arremetió sin piedad a su misma base social, con amplia mayoría perteneciente a los sectores medios de la clase asalariada. Aumentan los precios todos los días pero no los salarios.

Están a sus anchas y no hay gobierno que los frene. Y quienes apostaban por el asesinato de Chávez, y quienes decían que cualquiera es mejor que Chávez, ahora resulta que no tienen a nadie quien los gobierne. Se dieron cuenta que sus líderes no luchan por ellos. Pero sin embargo, están muy seguros que cualquiera es mejor que Maduro. Que esta vez si, que después de Maduro si van a ser felices.


Publicado en Aporrea.org el 01/08/18

Más artículos del autor en: