¡Mosca Diosdado!, quién abrió el debate sobre la “burguesía revolucionaria” es un asesor de Nicolás

Fernando Saldivia Najul
18 octubre 2018


Ayer en el programa Con El Mazo Dando que transmite VTV, el vicepresidente del PSUV Diosdado Cabello dijo que no conoce ninguna burguesía que sea revolucionaria, y que nadie puede tener dudas sobre esto. Acto seguido nos hace un llamado para que no perdamos tiempo debatiendo este tema, y que en su lugar sigamos avanzando con las órdenes de Chávez. Por otro lado, y en franca alusión a la propuesta de Castro Soteldo de construir otra burguesía desde el Estado, esta vez llamada “burguesía revolucionaria”, dijo: El Comandante cuando se equivocaba decía “me equivoqué tal día y dije tal cosa”, y asumía su responsabilidad, pero eso no significaba que se paraba, no, no, eso no significaba para nada que se paraba, seguía avanzando.

Diosdado, creo que despachaste muy rápido el tema. Tú sabes que quién abrió el debate fue el Ministro Wilmar Castro Soteldo, pero por alguna razón preferiste no mencionarlo de manera pública. Castro Soteldo no es cualquier miembro del gabinete. No, no. Castro Soteldo participó en la rebelión militar del 27N, fue Gobernador de Portuguesa, y es actualmente ministro y asesor económico del Presidente Nicolás Maduro.

Una revolución que nació en las calles con la rebelión popular del 27F del 89, y más tarde en los cuarteles con las rebeliones militares del 4F y 27N del 92, tiene a militares con mucho poder en el alto gobierno. Incluso tienen más poder que cuando gobernaba Chávez. Y es lógico. Nicolás no tiene la ascendencia sobre las tropas que tenía Chávez, y está obligado a escuchar con más atención la ideología y los intereses del alto mando militar y la de los compañeros de armas más cercanos del Comandante.

Después de hacer la propuesta de construir una burguesía revolucionaria, y después de leer las críticas constructivas de los camaradas de Aporrea.org sobre el tema, Castro Soteldo no se retractó, ni dijo que se equivocó, más bien dijo: “En una revolución no se castra el debate de las ideas. Al contrario, se propulsan, se impulsan, se motivan”. (Programa Cultivando Patria Nº 100)

Tú dices que quién tenga dudas, que escuche al Comandante Hugo Chávez. Bueno Diosdado, yo nunca escuché a Chávez decir que quería un “poderoso sector empresarial”, como sí lo dijo recientemente Nicolás por televisión. Chávez más bien hablaba de la radical supresión de la lógica del capital. Y no creo que Nicolás tenga dudas sobre lo que dijo, porque hasta ahora no ha dicho que se equivocó, y tampoco ningún miembro del alto mando político-militar le ha salido al paso para criticar esos deseos del Presidente.  

De manera que no creo que Castro Soteldo y Nicolás Maduro estén dudando o que se equivocaron, y mucho menos creo que se vayan a parar mientras debatimos sobre la burguesía revolucionaria y sobre un poderoso sector empresarial. No Diosdado.  El gobierno sigue avanzando. De hecho, en plena guerra económica, el Gobierno continúa entregándole créditos y divisas a un sector empresarial que no respeta los precios acordados y que no conforme con explotar a los trabajadores, también les roba el salario por la vía de una especulación coñoemadre.

En cambio, paradójicamente, el Gobierno sí se ha parado en darle respuesta a las demandas de la Plataforma de Lucha Campesina. Si, los mismos que protagonizaron la Marcha Campesina Admirable, y que pareciera que le están aplicando la táctica del desgaste. Realmente desconozco si el Presidente Maduro, el Ministro Castro Soteldo o tu persona, tengan suficiente poder para atender a sus demandas. Sería una especulación de mi parte afirmarlo o negarlo. Pero el silencio del Gobierno y de la directiva del PSUV sobre la restauración del latifundio es para preocuparse. Y creo que los revolucionarios con poder están obligados a no pararse, como has dicho, y a avanzar frente a esta arremetida del enemigo.  Saludos.


Publicado en Aporrea.org el 18/10/18

Más artículos del autor en:

¡Oye Castro Soteldo!, Luis Miquilena decía que teníamos que crear nuestra propia burguesía

Fernando Saldivia Najul
14 octubre 2018


Parece que la idea del Ministro Wilmar Castro Soteldo de construir una burguesía revolucionaria no es nueva. Cuando el Comandante Chávez llegó al poder, esta tesis ya pasaba por la mente de algunos que lo acompañaron. Tal es el caso de Luis Miquilena, según nos lo contó Elías Jaua el martes 9, desde la Comuna El Maizal. En un conversatorio con los comuneros, esto reveló:

“No es la primera vez que esas tesis rondan por aquí, por la Revolución Bolivariana. La primera de esas tesis la encabezó Luis Miquilena, que habló de que había que crear una burguesía propia. Así era el término: Tenemos que crear nuestra propia burguesía. ¡Ja! ¿Y en qué terminó eso? En una gran corruptela y una traición. Después vino una segunda etapa de eso mismo, a espaldas del Comandante. El grupo de Podemos, Ismael García con el General Baduel. ¿En qué terminó eso? Es que, ¡es la naturaleza del capitalismo! Y la última que el Comandante Chávez enfrentó directamente, la del propio Pronutricos, que quedaba aquí, Fernández Berruecos, y el Banco Bolívar, y Econoinvest, les decían los boliburgueses, ¿se acuerdan? Eran esos intentos fallidos, una y otra vez de crear burguesías revolucionarias, financiando con dinero del Estado a privados. Y dándole dólares bastantes. Eso ya ha fracasado mil veces, mil veces”.


¿Y entonces? ¿Por qué el Ministro Castro Soteldo insiste en construir una burguesía comprometida con el país si esto ya se ha ensayado lo suficiente durante el proceso, y lo que se reprodujo desde el Estado fue otra burguesía corrupta y parásita de la renta petrolera? ¿Por qué Castro Soteldo, después de haber incrementado las carteras de créditos dirigidas, le suplica a la burguesía de que no sea mala con el pueblo? Si camaradas, es lamentable, pero eso fue lo que escuché durante su programa Cultivando Patria Nº 101, cuando hablaba sobre los compromisos de los distintos actores económicos. Palabras textuales:

“Al empresario que le toca, al actor económico productivo que le toca poner al servicio de ese pueblo, el bien o servicio, lo haga también de manera justa, sin trampa, sin trampa, sin tanta especulación, sin tanto odio, sin tanta rabia, sin tanto resentimiento…”.

No insistas Castro Soteldo. No podemos mostrarnos débiles frente al enemigo. No solo son nuestros enemigos de clase, sino que además son parásitos de la renta petrolera, improductivos, tanto la vieja como la nueva burguesía, y también esa burguesía que aspiras construir desde el Estado, también será especuladora y nos maltratará. ¿Por qué? Bueno, porque es un Estado burgués-rentístico que no hemos podido desmantelar. Y si algún día llegásemos a desmontarlo desde afuera, para construir un Estado Revolucionario, con revolucionarios al frente, puedes estar seguro que ese Estado no va a crear ninguna burguesía revolucionaria que sea capaz de enfrentarse a la oligarquía nativa y a las transnacionales. No Ministro. Ese Estado utilizará toda su fuerza para acompañar la construcción del Poder Popular y las Comunas para producir y combatir a sus enemigos de clase.

Si seguimos difundiendo esa tesis dentro del PSUV, corremos el riesgo de legitimar a la nueva burguesía de maletín cívico-militar de CADIVI que tanto daño le ha hecho y le está haciendo al pueblo de Venezuela. Ya los adecos y copeyanos habían hecho algo parecido durante la IV República. ¿No se acuerdan de los 12 apóstoles?

Ministro Castro Soteldo, los chavistas y el pueblo en general están sufriendo desde hace muchos años los ataques de la burguesía, bien sea transnacional, oligárquica, de maletín, testaferra, vieja o nueva, y con todos sus vínculos habidos y por haber. Los ánimos están caldeados. Ayer sábado 13, convocaron a un tuitazo con la etiqueta #LaBurguesiaNoHaceRevolucion para las 6:00 pm. Para sorpresa de algunos, una hora y media antes de lo pautado ya se había posicionado como tendencia en Venezuela. Y a las 6:10 pm alcanzó el primer lugar del Trending Topic nacional.

Alguien podría argumentar que los tuiteros no son todo el pueblo. Es verdad. Pero esta respuesta contundente de la artillería del pensamiento chavista en contra de la idea de crear otra burguesía más desde el Estado, podría ser el reflejo del malestar bastante generalizado que está padeciendo el pueblo para adquirir los productos de la cesta alimentaria.

Wilmar, ya te metiste en un candelero. Ahora aguanta la pela. Te voy a copiar aquí algunos mensajes que leí en twitter y creo que están relacionados con tu propuesta:

@Hindu_Anderi: #LaBurguesiaNoHaceRevolucion ni actúa con la razón del corazón!
14:59 - 13 oct. 2018

@Carloskmarada: Pretenden desviar el proyecto, retrocediendo en lo alcanzado, arreando las banderas del #Socialismo y poniendo sobre el tapete discusiones superadas décadas atrás cuando la historia demostró la inviabilidad de ciertas posiciones. #LaBurguesiaNoHaceRevolucion
15:42 - 13 oct. 2018

@jbiardeau: #LaBurguesiaNoHaceRevolucion ¿Cuál revolución? Revoluciones burguesas hizo en la historia. Ahora, hay una burguesía que la tienen cerquita como para NO verla: "burguesía de estado"; es decir, la que utiliza los dineros públicos para patrimonios particulares: ¿Es revolucionaria?

@ReinaldoI: Brasil nos enseña que la conciliación de clases, en lugar de conjurar la amenaza del fascismo, le abre las puertas de par en par. #LaBurguesiaNoHaceRevolucion
15:33 - 13 oct. 2018

@alzadoencanto: A la burguesía sólo le interesan los negocios. La Revolución no es un negocio.#LaBurguesiaNoHaceRevolucion

Bueno Ministro, esto pica y se extiende. Saludos.


Publicado en Aporrea.org el 14/10/18

Más artículos del autor en: